¿Mi auto me intoxica? Solo si es nuevo.


Hace apenas unos días (19 de Noviembre ) una Amiga me ha enviado este mensaje de advertencia titulado “Aire acondicionado del carro”; gracias a él no sé que es peor, si intoxicarme y morir de a poco o ser una potencial víctima de un asaltante o secuestrador. El asunto va así:

DEBES LEER COMPLETO!

Por favor, no enciendas el A/C de inmediato tan pronto entras al carro.

Debes de abrir las ventanas después de entrar al carro y NO encender el aire acondicionado hasta después de un par de minutos.

He aquí el por qué: Según una investigación, los plasticos, como el salpicadero del carro, asientos, alfombras, tablero ambientador, etc. emiten benceno, una toxina que causa el cáncer carcinógeno – (observa el olor del plástico cuando se calienta en el coche). Además de causar cáncer, el benceno es veneno para sus huesos, causa anemia y reduce los glóbulos blancos. La exposición prolongada causa Leucemia, aumentando el riesgo de cáncer. También puede causar aborto involuntario.

Un nivel Aceptable de benceno en interiores es de 50 mg por pie cuadrado, en el interior de un automóvil estacionado con las ventanas cerradas contendrá 400-800 mg de benceno por pie cuadrado. Si esta estacionado bajo el sol, a una temperatura interior superior a 60 grados F, el nivel de benceno llega hasta los 2000-4000 mg, 40 veces mayor al nivel aceptable… Personas que se encuentren en el carro, manteniendo las ventanas cerradas, inevitablemente, inhalarán cantidades excesivas de la toxina. El benceno es una toxina que afecta el riñón y el hígado. ¿Qué es peor?, además, es sumamente difícil para su cuerpo para expulsar este material tóxico.

Así que, por favor, abra las ventanas y la puerta de su carro para dar tiempo a disipar esas toxinas mortales antes de entrar.

“Cuando alguien comparte algo de valor con usted y usted se beneficia de ello, usted tiene la obligación moral de compartirlo con otros.”

– Proverbio chino

Es posible que este correo tenga su origen en este otro mensaje que encontré -en inglés- fechado en Mayo de este mismo año (2009)

Car A/C (Air Conditioning) MUST READ!!!

Please do NOT turn on A/C as soon as you enter the car.

Open the windows after you enter your car and turn ON the air-conditioning after a couple of minutes.

Here’s why:

According to a research, the car dashboard, sofa, air freshener emit Benzene, a Cancer causing toxin (carcinogen – take time to observe the smell of heated plastic in your car).

In addition to causing cancer, Benzene poisons your bones, causes anemia and reduces white blood cells.

Prolonged exposure will cause Leukemia, increasing the risk of cancer. May also cause miscarriage.

Acceptable Benzene level indoors is 50 mg per sq. ft.

A car parked indoors with windows closed will contain 400-800 mg of Benzene. If parked outdoors under the sun at a temperature above 60 degrees F, the Benzene level goes up to 2000-4000 mg, 40 times the acceptable level…

People who get into the car, keeping windows closed will inevitably inhale, in quick succession excessive amounts of the toxin.

Benzene is a toxin that affects your kidney and liver. What’s worse, it is extremely difficult for your body to expel this toxic stuff. So friends, please open the windows and door of your car – give time for interior to air out – dispel the deadly stuff – before you enter.

Y sí, es cierto que el benceno o benzeno es un compuesto tóxico para el ser humano. En altas concentraciones puede ser fatal; produce secuencialmente somnolencia, mareo, arritmia cardíaca, confusión y pérdida del conocimiento.

La exposición prolongada  produce alteraciones en la médula y por ello una disminución en la producción de glóbulos rojos (Anemia). Puede afectar también al sistema inmunitario.

Una exposición muy prolongada puede producir leucemia o leucemia mieloide aguda (LMA). En suma el benceno es un carcinógeno reconocido.(1)

Cualquiera puede exponerse al benceno casi en cualquier parte;  gracias al humo del tabaco,  o al  tubo de escape de los automóviles. El benceno es muy volátil por lo que se le puede hallar en el aire cuando se manejan sustancias como pegamentos, pinturas y tintas, ceras, detergentes limpiadores y solventes. Uno de los sitios donde las concentraciones de benceno en el aire es muy alta es en las estaciones de servcio, donde los vapores de la gasolina se hallan presentes.(1)

Niveles más altos que el mencionado en el correo se pueden encontrar en los edificios nuevos, donde la concentración de solventes es muy alta debido a la colocación de los acabados para la construcción.

Ignoro el origen e intención del correo pero de entrada la primera inconsistencia que se encuentra es la de reportar la concentración en mg por pie cuadrado; generalmente la concentración de un material gaseoso se puede medir en mg por pie cúbico, no cuadrado.

Ahora bien, “una investigación” es una referencia discutible.

En 1995 Santford V. Overton y John J. Manura (2) encontraron que en un auto nuevo, un Lincoln 1995, se podían detectar niveles significativos de compuesto volátiles orgánicos (VOC’s) que se redujeron en un lapso de dos meses. La mayoría provenían de tapicerías, adhesivos, pinturas, lacas, ceras y demás componentes de los interiores del vehículo. La toxicidad de cada componente quizá no fuera significativa pero tal vez sí el efecto sumado de los cerca de cien compuestos detectados.

Lamentablemente no se efectuaron ensayos del efecto toxicológicos de los VOC´s detectados en las concentraciones encontradas.

En 2001 Steve Brown jefe del Air Quality Control de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) australiana (3) publicó un estudio de dos años sobre el caso. Se dijo que se encontraron en el peor de los casos hasta 64,000 mg por metro cúbico de VOC’s. En otros vehículos los VOC’s se reducían hasta 60% en el primer mes de uso del vehículo, pero aún excedían el límite de los 500 mg/m3 fijado por el National Health and Medical Research Council (NHMRC) de Australia.

Un tercer auto, importado, emitía 2000 mg/m3 a los dos meses de haberse fabricado. Brown dijo entonces;  “Esto es aún cuatro veces más del límite recomendado y aún es un problema”.

Un grupo de investigadores dirigidos por Jeroen T. M. Buters (4) analizó los gases emitidos por dos vehículos iguales, uno nuevo y otro de tres años de edad. Ambos fueron sometidos a la acción de lámparas de 14,000 watts y el gas emitido se analizó por cromatografía de gases con detector de masas (GC-MS).

Los gases también se ensayaron por toxicidad en queratinocitos humanos (células epidérmicas), en epitelio pulmonar humano y en fibroblastos pulmonares de hámster chino. Se probó también la respuesta alérgica tipo I, la reacción alérgica IV (Respuesta inmunitaria celular) y finalmente el potencial de irritación.

En el auto usado se encontraron 1.2 mg por metro cúbico de VOC’s  y en el auto nuevo un total de 10.9 mg/m3.

Sin embargo no todos los VOC’s son benceno, lo que reduce la concentración de éste; también se encontraron tres tipos de xileno, C3 y C4-alquilbencenos, dodecano, tridecano, y otros. En el auto usado se encontró  acetona, metilpirrolidinona, metilciclohexano, acetaldehído, xileno, etilhexanol y tolueno.

No se observó toxicidad en ninguna línea celular, con o sin activación metabólica. Tampoco se encontró efecto sobre el tipo de sensibilización IV o un potencial irritante.

En suma la investigación indica que no había peligro para la salud.

Otro estudio (5) concluye que las concentraciones de tolueno, xileno y trimetilbenceno que se observan generalmente dentro de los automóviles es poco probable que supongan un riesgo para la salud de los conductores.

Por otro lado, el manual de mi auto dice que para encender el aire acondicionado lo haga primero con las ventanas abiertas y sin re-circulación, para sacar el aire caliente; después, con el auto ya en movimiento que cierre las ventanillas y ponga el aire acondicionado en re-circulación para optimizar el desempeño del vehículo.

Pero ¿y si me asaltan por llevar las ventanillas abajo?

No hay problema; mi auto no es nuevo; ni tiene gases tóxicos en su interior, ni es tentación para ningún ladrón.

Yo no lo inventé, lo encontré aquí:

(1) Centers For Desease Control and Prevention (CDC) – 2006- Facts About Benzene

http://www.bt.cdc.gov/agent/benzene/basics/facts.asp

(2) Santford V. Overton & John J. Manura Identification Of Volatile Organic Compounds In a New Automobile Scientific Instrument Services

http://www.sisweb.com/referenc/applnote/app-36-a.htm

(3) Steve Brown New car drivers exposed to toxic emissions;  Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) Dic. 2001

http://www.csiro.au/files/mediaRelease/mr2001/newcars.htm

(4) Jeroen T. M. Buters, Wolfgang Schober, Jan Gutermuth, Thilo Jakob, Antonio Aguilar-Pimentel, Johannes Huss-Marp, Claudia Traidl-Hoffmann, Sabine Mair, Stefan Mair, Florian Mayer, Klaus Breuer, Heidrun Behrendt – 2007 – Toxicity of Parked Motor Vehicle Indoor Air – American Chemical Society

http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es0617901

(5) Scupp T, Bolt HM, Jaeckh R, Hengstler JG. 2006 Benzene and its metil derivatives: derivation of maximum exposure levels in automobiles. Toxicology letters.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16122889

Una respuesta

  1. Tu aportacion es excelente debido a la incertidumbre que crean mensajes de este tipo que solo desinforman a la poblacion o sensacionalizan solo para seguir haciendo uso de la red con fines comerciales.

    Quien declara la verdad, descubre la justicia;
    el testigo mentiroso, la falsedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: